Inicio Noticias

Noticias

Volver

Luis Albo Aguirre, nuevo decano del Colegio de Abogados de Oviedo

Compromete una actuación “enérgica y beligerante frente a cualquier cercenamiento de la tutela judicial efectiva” y aboga por “una Justicia sin vendas en los ojos, para que vea la desigualdad y la injusticia”

                        

La sede del Colegio de Abogados de Oviedo acogió esta tarde el acto de toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno colegial, encabezada por Luis Albo Aguirre, y de su Asamblea Permanente, presidida por Carmen Turiel de Paz.

Tras jurar el cargo, en el que sucede a Ignacio Cuesta Areces, el nuevo decano recordó durante su intervención sus inicios en el bufete paterno de Basauri y sus 40 años de profesión en Oviedo y en paralelo de dedicación al Colegio, en el que ha ocupado diferentes responsabilidades, en especial como miembro de las tres juntas de gobierno anteriores, dos con Enrique Valdés Joglar como decano y la última como diputado segundo bajo el decanto de Ignacio Cuesta. 

Albo, que tuvo un emocionado recuerdo para su padre como “abogado de raza” y dedicó unas cariñosas palabras a su madre, presente en el acto, indicó que la nueva Junta de Gobierno tratará de “estar a la altura e incluso superar” a las anteriores para consolidar un trabajo que ha permitido situar al Colegio de Oviedo como referente en muchos campos entre las corporaciones de la abogacía española.

“Nada de retractarse, nada de rendirse”, dijo, para exponer que sus tres anhelos como profesional de la Abogacía son “la búsqueda de la justicia, la impronta de la esperanza y la lealtad”. Y ahondando en ello, indicó que “no me gusta la Dama de la Justicia al uso, prefiero una Dama de la Justicia sin vendas en los ojos, para que vea la desigualdad y la injusticia y para que nos recuerde constantemente a todas las abogadas y abogados las necesidades y reclamos de nuestros conciudadanos”

Asimismo, señaló que “uno de los fines de nuestro Colegio es la defensa de los valores proclamados en la Constitución y la promoción y defensa de los derechos humanos, lo que nos exige una actuación enérgica, en mi opinión, incluso, un comportamiento beligerante frente al más mínimo cercenamiento de la tutela judicial efectiva”.

Albo aseguró que invertir en Justicia es fomentar la paz social y, con ello, que hay algo tan necesario como el pan de cada día y es la paz de cada día; la paz sin la cual el mismo pan es amargo”.

Frente a la “escandalosa desigualdad social”, el ya decano del ICA Oviedo defendió la esperanza en el futuro de los abogados, al tiempo que se comprometió a propugnar sin desmayo “la recíproca lealtad para con los órganos jurisdiccionales, la recíproca lealtad entre compañeros de profesión y la recíproca lealtad con el cliente, pues considero…que la lealtad ha de ser la principal divisa del abogado. Debemos conservarla sin mancha. Una vez perdida, no se recobra jamás”.

Previamente al discurso de Luis Albo, el decano saliente, Ignacio Cuesta, tuvo unas emocionadas palabras de despedida en las que agradeció el trabajo de sus compañeros de Junta de Gobierno y del personal colegial y aseguró que “tenemos un colegio vivo, permanentemente lleno de compañeros, con colegiados orgullosos de serlo, y que ocupa un lugar relevante entre los colegios de España”.

Discurso en formato PDF

2019 © ICA Oviedo - Todos los derechos reservados

C/Schultz 5, 33003 Oviedo
Tfno.: 985 21 23 70 - Fax: 985 22 85 82
Email: info@icaoviedo.es