Inicio Noticias

Noticias Colegiales

Volver

Ignacio Vidau, al recibir la insignia de oro del Colegio: "Estoy en mi casa"

El magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias recibía esta mañana, de manos del decano, la insignia de oro del Colegio.

29/06/2021.- El que fuera durante dieciséis años presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Ignacio Vidau, llegaba este mediodía a la sede colegial con familiaridad, no en vano, después afirmaría: "Estoy en mi casa, soy colegiado y de ello estoy francamente satisfecho".

El motivo de su visita hoy era hacerle entrega de la insignia de oro de la institución, en reconocimiento a su intensa colaboración con el Colegio durante su presidencia en el TSJA

Vidau llegó acompañado por su compañero de Sala, el magistrado José Ignacio Pérez Villamil, y por el presidente de la Audiencia Provincial, José Antonio Soto-Jove, para los que el homenajeado tuvo también palabras de agradecimiento por su colaboración y trabajo en la Sala de Gobierno cuando él la presidía.

El decano, Luis Carlos Albo Aguirre, fue el encargado de hacerle entrega de la insignia de oro, ante la presencia, además de los ya mencionados magistrados, de la vicedecana, María Escanciano, el secretario, Pelayo Fernández-Mijares, la tesorera, Agustina García Suárez, los diputados Pablo Díaz Carrera, Pablo Mori y Eulalio Llaneza y las diputadas Sonia Beatriz Arévalo Píriz y María Martín.

"Tú has estado durante todos tus mandatos participando en nuestra vida colegial". Así resumía el decano la fantástica relación que siempre existió entre ambas instituciones bajo su presidencia, materializada, entre otras, en la creación de la CRAJ, la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia.

La anédota de la jornada se produjo cuando el decano, dispuesto a agasajar al homenajeado con todo lo que tenía a su alcance, quiso regalarle hasta la réplica de la escultura "Vestido de oficio" que adornaba la mesa. 

Cuando Vidau tomó la palabra, tras recibir la insignia y no la escultura, dijo entre risas: "Esto no se puede llevar y casi es un alivio", haciendo referencia al peso de la obra. Acto seguido, agradeció "de corazón" el reconocimiento que se le estaba dispensando y recordó que su primera y más clara intención cuando se puso al frente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias fue la de "establecer canales de comunicación, porque en la Administración de Justicia todos somos esenciales". 

En lo personal, ya al terminar, se dirigió a Albo para decirle: "Nos conocimos en el 69 en el patio de la Facultad de Derecho. Quién me iba a decir que nos íbamos a encontrar en esta situación". Y los dos se fundieron en un sentido abrazo.

 

 

 

2021 © ICA Oviedo - Todos los derechos reservados

C/Schultz 5, 33003 Oviedo
Tfno.: 985 21 23 70 - Fax: 985 22 85 82
Email: info@icaoviedo.es