Inicio Noticias

Noticias Colegiales

Volver

Javier Junceda: "Me resulta inconcebible que aún no seamos capaces de pasar página definitiva de ese horror"

20/12/2021.- Fue el pasado 30 de junio cuando en sesión pública y solemne, el Consejo General del Real Instituto de Estudios Asturianos recibía como nuevo miembro de número permanente al abogado del ICA Oviedo Javier Junceda Moreno, con el discurso titulado “Juristas asturianos”. Cuarenta y dos minutos de disertación que respondían a un trabajo previo de investigación y que ahora se materializa, en toda su extensión, en un libro editado por el RIDEA.

P: Podemos empezar hablando de su padre, Juan Manuel Junceda Avello. A él le dedica este trabajo…
R: Me sigue emocionando mucho su recuerdo. Lo quería con locura y no hay día en que no me acuerde de él. Le debo todo, estábamos muy unidos. Y de él me viene el interés asturianista. Cuando me eligieron como numerario del Ridea pensé sobre todo en él.

P: Su relación con el RIDEA ya viene de familia. Cuando se haga un estudio de los miembros de número, ya se podrá hacer lo que hace usted con determinadas sagas familiares de juristas y hablar de “los Junceda”.
R: Mi tío y padrino Enrique, ginecólogo, fue también numerario. Y miembro correspondiente lo era un tío abuelo, Rufino Avello, magistrado valdesano que ejerció en Madrid. Mi familia es sobre todo de médicos, pero me haría ilusión que algún hijo sintiera mi vocación jurídica y asturianista. 

P: Su discurso de ingreso fue un resumen de un largo y profuso trabajo de años. ¿Por qué surgió la idea de llevarlo a cabo?
R: Porque en casa había varias obras interesantes de Melquíades Cabal, un médico humanista miembro del Ridea, sobre biografías de galenos asturianos. Hace unos seis años me dio por empezar a indagar en los juristas, una tarea más complicada, por el número más extenso de cultivadores del derecho. 

P: El libro reúne cuatrocientas sesenta semblanzas biográficas de los principales juristas naturales de Asturias o que han desarrollado en el Principado su labor y es solo una selección de entre los que más han aportado a la materia desde el siglo XV. ¿En función de qué parámetros ha elegido a estos y no a otros?
R: Me he guiado por el rastro bibliográfico que han dejado. Es decir, las referencias sobre sus ejecutorias que he encontrado publicadas en unas ciento veinte obras que he consultado. Y los que han fallecido recientemente, por el eco mediático que han tenido sus muertes y tras consultas en ocasiones con juristas veteranos. 

P: Y de entre esas reseñas, ya advirtió en su discurso de ingreso y ahora en el libro, que pocas mujeres figuran entre esos nombres propios.
R: Hasta principios del siglo XX no se podía colegiar como abogada ninguna mujer porque lo prohibían las partidas. Recojo las dos primeras que lo hicieron en Asturias, una en Gijón y otra en Oviedo. 

P: Una constante que se repite en estos juristas es que parece que se les quedaba pequeño el Derecho, pues cultivaron otras disciplinas (periodismo, política, oficios eclesiásticos,…) Solo se explica si entonces los días tenían más de 24 horas, ¿no le parece?
R: Eran personas de gran inquietud. Y quien es inquieto vive intensamente las veinticuatro horas como si fueran cuarenta y ocho. La mayor parte compaginaron el derecho con el columnismo en prensa, pero también con la política e incluso con la creación literaria. 

P: La Guerra Civil supuso un zarpazo para la profesión y así se ve reflejado también en las páginas de su libro.
R: Reflejo una veintena de juristas ilustres que fueron víctimas de esa catástrofe. Me resulta inconcebible que aún no seamos capaces de pasar página definitiva de ese horror que sufrimos. Hubo asesinados de ambos bandos, y exiliados o depurados que malvivieron fuera de su tierra. Las semblanzas que incluyo debieran vacunarnos de una vez de esas calamidades. 

P: En las últimas juras llevadas a cabo en el ICA Oviedo, hemos podido constatar que hay varios apellidos que aún hoy siguen asociados al Derecho.
R: Me alegro mucho de que así sea, pero esos apellidos deben ser en cada generación merecedores del renombre de sus predecesores, que son un gran acicate o espejo al que mirarse. 

P: De entre su selección, ¿cuántos decanos hay del ICA Oviedo?
R: Casi te diría que pocos decanos no figuran en el libro, porque han sido en la mayoría de los casos personalidades muy relevantes del derecho asturiano, y también referencias poderosas en el ámbito social de sus épocas. Un orgullo para el Colegio.

Javier Junceda es también doctor en Derecho, académico de número de la Real Academia Asturiana de Jurisprudencia, académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y académico correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Este libro, “Juristas asturianos”, está a la venta en las principales librerías y en el RIDEA, a donde irán a parar todas los beneficios económicos de su comercialización.

2022 © ICA Oviedo - Todos los derechos reservados

C/Schultz 5, 33003 Oviedo
Tfno.: 985 21 23 70 - Fax: 985 22 85 82
Email: info@icaoviedo.es